Los lugares más misteriosos del mundo

29 Jul 2017

Muchas son las leyendas y mitos que rodean ciertos lugares, donde con el pasar del tiempo se alimentan de supersticiones y misterios. Desde cuentos de fantasmas y apariciones, grandes masacres; inclusive cementerios, iglesias, hospitales, hasta sitios que simplemente  por su apariencia, les pone los pelos de punta a cualquiera.

 

Si te gusta el misterio, entérate de estos lugares misteriosos que rodean el mundo entero.

 

1. El Bosque Aokigahara. Shizuoka, Japón.

 

Situado en la provincia de Yamanashi, 100 kilómetros al oeste de Tokio, se encuentra un lugar repleto de cavernas rocosas y heladas, donde las historias, mitos y leyendas confluyen día y noche en la boca de los habitantes.

 

El bosque Aokigahara es un lugar hermoso, pero a la vez temido por quienes conocen su historia.

En Aokigahara se suicidan cada año entre 50 y 100 personas. "Pensemos una vez más en la vida que te fue dada, tus padres, tus hermanos y hermanas, y los niños. No sufras solo, antes, contacta a alguien", reza un aviso en una de las entradas del bosque, que incluye un número telefónico para pedir ayuda, en uno de los múltiples y desesperados esfuerzos de las autoridades para prevenir otra lamentable muerte en este extraño lugar.

 

Cuentan los visitantes que Aokigahara posee un extraño ambiente, casi sobrenatural. Su fauna y flora contribuyen al efecto de extrañamiento que experimentan sus visitantes. Apenas hay ruidos en él, debido, sobre todo, a la escasez de animales. Además de esto, la vegetación es tan tupida que impide que el viento sople, lo que contribuye a una peculiar sensación de quietud. Orográficamente, resulta bastante llamativo: además de un gran lago, hay grandes cuevas heladas. Aquí, no es tan extraño que el viajero perdido se tope con restos humanos en el bosque, y hay algunas páginas web donde pueden verse escalofriantes ejemplos.

 

Debido a los yacimientos de hierro magnético que hay bajo el bosque, es común que las brújulas dejen de funcionar, haciendo que quien visite Aokigahara pierda el sentido de orientación.

 

Superstición o realidad, si visitas este lugar no dejes nunca que la tristeza te invada, y sobre todo, NO ENTRES A AOKIGAHARA SOLO.

 

2. El Puente Overtoun. Dunbarton, Escocia.

 

En Milton, una localidad de Dunbarton (Escocia), se encuentra el puente Overtoun, o "puente de los perros suicidas" como muchos lo llaman. Desde hace años, a mediados del siglo XX aproximadamente, han sido muchos los perros que se lanzan de este puente de 15 metros de altura; los que sobrevivían, regresaban al mismo sitio y repetían el acto.

 

Sin embargo, según investigaciones científicas, no todos los perros se suicidaban, sino algunas razas en específico, como Labradores, Collies y Golden Retrievers.

Al parecer estos perros se lanzan desde el puente, debido a un olor que altera el olfato de los perros y los vuelve muy sensibles. 

 

La zona del puente es el hábitat de los visones, una especie semiacuática nativa de América del Norte; y como en el puente hay un cauce muy cerrado y carece de corrientes, hace que la sustancia o el olor se conserve más y atraigan sobremanera y de repente a los canes que lo cruzan.

 

¿Será cierto, o serán supersticiones de los habitantes?

 

 

3. La Ciudad Fantasma. San Zhi, Taiwán.

 

Es posible que te sorprenda la línea arquitectónica de esta ciudad abandonada al norte de Taiwán. Fue un proyecto realmente singular iniciado en 1978, donde se pretendía alzar un distrito de líneas futuristas para convertirlo en una zona residencial de vacaciones.

 

Pero algo salió mal. Fue una sucesión de incidentes concatenados donde las muertes accidentales, las críticas por ese “extraño” proyecto arquitectónico y las advertencias de los vecinos de que ésa era tierra de demonios y no de hombres, terminaron por culminar el desastre y el consecuente abandono.

 

Algunos aseguran que la ciudad está habitada por extraños seres, aunque en este caso no se trata de extraterrestres, sino de temibles fantasmas.

 

Los vecinos de la zona, los viejos habitantes que conocían la historia de esas tierras, lo advertían desde un principio. Ese es un paraje habitado por malos espíritus, por demonios ancestrales que no desean ser enturbiados. Puede que te sorprenda, pero se dice dentro de los círculos de la parapsicología que cuando se inician las obras en una casa es cuando empiezan a manifestarse los fenómenos paranormales. Se despiertan “fuerzas” extrañas, entidades dormidas que, de pronto, ven turbado su sosiego.

 

San Zhi siguió causando terror hasta el 2008, año en el que fue demolido, dándole paso a numerosos hoteles de lujo, donde a la fecha de hoy... NADIE SE ATREVE A INICIAR LAS OBRAS.

 

 

4. La Isla Poveglia, al norte de Italia.

 

La oscura historia se sitúa en la época de la "Peste Negra", la pandemia más devastadora en la historia de la humanidad, que azotó a Europa en el siglo XIV.

 

Se dice que las personas infectadas o enfermos terminales, eran llevadas a esta pequeña isla, ubicada entre Venecia y Lido, al norte de Italia, para aislar a las víctimas de la peste de la población general.

 

Se llegó a un punto en el que no había sitio dónde dejar a los cadáveres, los apilaban uno sobre otro, pero igual no era suficiente. La situación era desesperante y tensa, razón por la cual los cadáveres fueron incinerados.

 

En pocos años más de 160.000 personas acabaron sus días en aquella isla. Tal fue el enorme crematorio que se originó y tal fue la cantidad de restos humanos calcinados que a día de hoy el oleaje aún arrastra despojos humanos a las costas más cercanas a la isla. Nadie puede visitar la isla salvo los dueños de los viñedos que allí existen, incluso los pescadores temen acercarse al lugar por si acaso sus redes capturan huesos humanos.

 

En 1922, en la isla se construyó un hospital psiquiátrico que era liderado por un médico malvado, que hacia experimentos con sus pacientes, quienes constantemente sufrían de pesadillas y dolores de cabeza. Las ruinas de la clínica siguen en pie.

 

 

5. La Casa Antigua, Quito, Ecuador.

 

Transcurría los años dorados de Quito, una ciudad esplendorosa; pero no todo era color rosa. Sumergida en los adoquines, se encontraba una singular casa con dos habitantes peculiares, la casa 1028 era el hogar de Anacleta y Pancracio, peculiares, ermitaños, introvertidos y sobre todo bastante locos.

 

La actitud de estos dos ancianos no era lo más curioso de esta joya arquitectónica del centro de la ciudad, sino que también, la curiosa forma de adornar la casa había hecho que muchos de sus vecinos hablaran de la excentricidad de la pareja.

 

Desapariciones comenzaron a llevarse la primera plana de los diarios de la ciudad, y todo daba como conclusión que estos ancianos eran los culpables de estos hechos, desapariciones que llegaron a ser cientos, y que ninguna dejaba un rastro que incriminaba a estos singulares habitantes. Sin embargo, la culpa comenzó a sopesar en la imagen de Anacleta y Pancracio, y pronto comenzaron a ser señalados por sus vecinos como culpables de estos hechos.

 

Ellos por su parte aseguraban que las leyendas de la ciudad se encargaban de atrapar a las personas en la eternidad. Al término de un par de años, no se volvió a saber más de los sospechosos viejos, al punto de pensarse que se habían ido, o peor aún, que habían fallecido, nunca encontrándose algún rastro de ellos o su cadáver.

 

Lo curioso del caso, es que luego de su desaparición inesperada, tal parece que los ancianos siguen haciendo de las suyas, o las leyendas continúan capturando a las personas para la eternidad, debido a que pasado tantos años desde que no se supo más de Anacleta y Pancracio, a la fecha, van más de miles de desaparecidos y muchísimas preguntas sin respuestas.

 

Atrévete a resolver este misterio y entra a La Casa Antigua, donde sólo tu mente, tu percepción, tu lógica y tu inteligencia te acompañarán por 60 minutos en este desafiante reto, donde las manecillas del reloj se ponen en tu contra en una carrera en contratiempo contra las leyendas o los viejitos.

 

 

Ven a Room Escape Ecuador, visítanos en la Guangüiltagua N36-219 y Diego Noboa o comunícate con nosotros a través de los teléfonos 0995402019 – 0967644691 – 026036725 o al correo electrónico reservas@roomescapeuio.com

 

RE

Compartir en Facebook
Me Gusta
Please reload

CONTÁCTANOS

Tel. 603-6725

Cel. 0987421948

Av. Guangüiltagua N36-219 y Diego Noboa.

Batán Alto - Quito

Diagonal a la entrada del Parque Metropolitano

VISÍTANOS

Lunes y Martes: 15h30 a 21h30

Miércoles y Jueves: 13h00 a 21h30

 

Viernes y Sábado: 11h00 a 22h30

Domingo: 11h00 a 21h30

ESCRÍBENOS

©2018 by Room Escape Ecuador. All rights reserved.